FiscalLaboralMercantil

Principales diferencias entre ser Autónomo o crear una Sociedad Limitada

Autónomos vs Sociedad

Cuando inicias una actividad una de las primeras decisiones que tendrás que tomar es determinar la mejor manera jurídica en la que vas a darte de alta.

Entre otras formas jurídicas, las opciones más comunes son: darse de alta como autónomo o constituir una sociedad. A continuación te detallamos las principales características y lo que puede resultar más o menos favorable en cada caso. 

Las principales diferencias que podemos observar son las siguientes:

  • Gastos iniciales de constitución para establecer una empresa, debe enfrentar las siguientes gastos: denominación, escritura, registro y actos jurídicos documentados. En el caso de los autónomos, no existen estos gastos.
  • Capital necesario: en el caso de un autónomo, no se requiere un capital mínimo, mientras que el caso de una Sociedad Limitada se exige un mínimo de 3.000 euros.
  • Fiscalidad: Los autónomos tributan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), mientras que una sociedad tributa en el Impuesto de Sociedades (IS).
  • Responsabilidad: La responsabilidad del autónomo por sus actividades es ilimitada, es decir, debe disponer de todos sus bienes y propiedades. Por otro lado, en la empresa la responsabilidad se limita al capital invertido, por lo que el riesgo es bajo en este sentido
  • Requisitos contables: Las cuentas que deben llevar los autónomos son más sencillas que las cuentas empresariales: son suficientes con la presentación de las declaraciones de impuestos individuales sobre la renta, el impuesto del valor añadido y el pago de las cuotas de los autónomos. En cambio, las empresas deben llevar la contabilidad por el código de comercio y están obligadas a presentar los libros y cuentas anuales en el Registro Mercantil.

A continuación te detallamos las principales ventajas y desventajas de ambas formas jurídicas.:

Autónomos

A favor

  • Trámites de alta y puesta en funcionamiento y baja/cese mas abreviados y por lo tanto económicos.
  • No hay un capital mínimo exigido.
  • Coste de gestión administrativo, contable y fiscal mas reducido al ser obligaciones más sencillas y fáciles de cumplir.
  • En el ámbito laboral en caso de tener trabajadores a su cargo, cuando se produzca la jubilación del empresario los costes de despido son mas reducidos.

En contra

  • Responde con todo su patrimonio en caso de deudas.
  • Puede tener mayor tributación en el IRPF porque el tipo impositivo es incremental.
  • Mayor riesgo de sufrir requerimientos por parte de la AEAT.
  • No se pueden compensar las pérdidas anuales con beneficios anuales futuros.

Sociedades

A favor

  • Responsabilidad limitada a su capital social.
  • Mayor relevancia desde el punto de vista social, marketing y psicológico.
  • Tributación tipo fijo (25%/15%) Impuesto sobre sociedades.
  • Compensación de pérdidas con beneficios futuros.
  • Mayor orden y claridad de información contable.
  • Menor riesgo de recibir requerimientos por parte de la AEAT

En contra

  • Mayor coste de constitución y disolución en su día:
    • CIRCE (método abreviado) = 300-400 €
    • Método tradicional = 700-1000 €
  • Capital mínimo 3000€
  • Mayor coste administrativo/contable al haber mas obligaciones fiscales y mercantiles.
  • Cuota de autónomos societarios ligeramente superior a autónomos normales.
Esperamos que esta información te haya sido de ayuda. Recuerda que puedes contratar nuestros servicios para realizar este tipo de trámites o cualquier otro tipo de asesoramiento y gestión fiscal y laboral. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Pide una Cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *