Desempleo y Prestación

Trabajar y cobrar la prestación o subsidio de desempleo ahora es compatible

Compatibilidad de la Prestación Contributiva por Desempleo

El Gobierno ha aprobado una reforma que permite compatibilizar la prestación contributiva por desempleo con un empleo por cuenta ajena, cuyo salario bruto mensual no supere los 2.250 euros, lo que equivale al 375% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Esta medida, que casi duplica el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), entrará en vigor a partir del décimo mes de desempleo y se extenderá hasta el segundo año de cobro.

Para implementar esta compatibilidad, se introducirá un «complemento de apoyo al empleo», cuya cuantía varía según si el puesto es a tiempo completo. Este complemento, calculado como un porcentaje del IPREM (actualmente 600€ mensuales), será decreciente con el tiempo y durará entre 30 y 180 días. En la siguiente tabla se recoge la cuantía y duración del complemento de apoyo al empleo según el mes de inicio de la compatibilización:

La compatibilidad se aplicará siempre que se hayan devengado nueve meses de la prestación y el derecho reconocido sea igual o superior a un año. No se podrá compatibilizar con empleos en empresas con expediente de regulación de empleo (ERE) o donde el beneficiario haya trabajado en los últimos 12 meses, ni con contrataciones que afecten a familiares cercanos del empresario.

Compatibilidad del Subsidio por Desempleo

El subsidio por desempleo también será compatible con un trabajo por cuenta ajena mediante el «complemento de apoyo al empleo» durante un máximo de 180 días. La cuantía del complemento se determinará trimestralmente en función de la jornada laboral pactada y del tiempo transcurrido desde el inicio del subsidio.

Señalar, que mientras se cobre el complemento de apoyo al empleo compatible con el subsidio, se consumirán días de duración del subsidio.

Además, la reforma también contempla un aumento en las cuantías del subsidio: durante los primeros seis meses será del 95% del IPREM (570€), del 90% en los siguientes seis meses (540€), y del 80% a partir de entonces (480€).

Estos cambios tienen como objetivo ampliar los beneficiarios del subsidio, que ahora incluirá a víctimas de violencia de género, emigrantes retornados, menores de 45 años sin cargas familiares, y trabajadores agrarios. Asimismo, se facilitará el cumplimiento del requisito de insuficiencia de rentas y se permitirá el acceso al subsidio por desempleo a personas con menos de 12 meses cotizados.

En resumen, esta reforma busca incentivar la búsqueda de empleo y mejorar la protección social de los desempleados, al tiempo que introduce nuevas medidas de control para garantizar su correcta aplicación.

Esperamos que esta información te haya sido de ayuda. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Pide una Cita.