FiscalIRPFLaboral

Retenciones del trabajo: (Modelo 145)

Cada vez que un trabajador empieza a trabajar en una empresa, debe cumplimentar el modelo 145, indicando cuáles son sus datos personales y familiares. Esta información le servirá a su empresa para calcular la retención que deberá practicar en la nómina.

Si en el futuro cambia alguna de las circunstancias que habías informado inicialmente, también deberá ser comunicado medinate el modelo 145.

Para obtener la previsión de ingresos de un trabajador, se debe computar su salario fijo anual y la retribución variable que previsiblemente va a percibir. Se debe computar como mínimo el variable del año anterior (si ya estuvo en la empresa), a no ser que existan elementos objetivos que acrediten que este año va a ser inferior, también los salarios en especie se debe agregar al cálculo.

¿Cómo afecta el modelo 145?

Para saber la situación familiar de tus empleados, pídeles  que completen y entreguen el modelo 145.  Si un empleado ya entregó este modelo anteriormente (por ejemplo, cuando firmó el contrato de trabajo) no es imprescindible que cada año se lo vuelva a entregar, excepto si se modifican sus circunstancias personales. No obstante, para que su empresa tenga siempre los datos actualizados lo mejor es que cada mes de enero solicite a su plantilla que le entregue dicho modelo cumplimentado.

Dado que muchos trabajadores olvidan realizar esa comunicación, es conveniente que en enero les ofrezca la posibilidad de rellenar un modelo 145 para informar aquellos cambios producidos en el año anterior y que todavía no hayan comunicado. Aunque dicho ofrecimiento no es obligatorio -son ellos quienes deben comunicar los cambios-, todos saldrán beneficiados:

  • Si los cambios suponen un menor tipo de retención, tus trabajadores recibirán un mayor neto cada mes. Y si suponen un aumento, evitarán las sanciones que les puede imponer Hacienda por no comunicar dichos cambios a la empresa.
  • Por su lado, su empresa evitará que sus trabajadores le comuniquen los cambios que tuvieron lugar en el año anterior en otro momento (por ejemplo, a mitad de año), lo cual le obligaría a recalcular el tipo de retención establecido en enero.
Debes conservar a disposición de la Administración tributaria, junto a las comunicaciones presentadas por los perceptores, los documentos que hayan sido aportados acompañando a las mismas

No es imprescindible que cada año vuelvas a entregar este modelo, excepto si se modifican tus circunstancias personales. No obstante, para que su empresa tenga siempre los datos actualizados lo mejor es que cada mes de enero entregues dicho modelo cumplimentado si ha variado algo.

  • Si los cambios suponen un menor tipo de retención, recibirás un mayor neto cada mes. Y si suponen un aumento, evitarás las sanciones que te puede imponer Hacienda por no comunicar dichos cambios a la empresa.
La inclusión de datos falsos, incompletos o inexactos en esta comunicación, así como la falta de comunicación de variaciones en los mismos que, de haber sido conocidas por el pagador, hubieran determinado una retención superior, constituye infracción tributaria sancionable con multa del 35 al 150 por 100 de las cantidades que se hubieran dejado de retener por esta causa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *