Inversión Sujeto Pasivo

Inversión del sujeto pasivo en construcción. ¿Cuándo se utiliza?

En este post explicaremos de manera simple y accesible los cambios que introdujo la Ley 7/2012 en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) respecto a la inversión del sujeto pasivo, una modificación relevante para profesionales y empresas involucradas en el sector de la construcción y urbanización.

  1. ¿Qué es la inversión del sujeto pasivo en el IVA? La inversión del sujeto pasivo es un mecanismo en el que el destinatario de una operación (comprador o receptor del servicio) se convierte en el responsable de la declaración y el ingreso del IVA, en lugar del proveedor (vendedor o prestador del servicio).
  2. Ámbito de aplicación: Esta regla se aplica a las operaciones que cumplan los siguientes criterios:
    • El destinatario debe ser un empresario o un profesional.
    • Las operaciones deben estar relacionadas con la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.
    • Las operaciones deben ser ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, incluyendo la cesión de personal necesaria para realizar dichas obras.
    • Estas operaciones deben ser resultado de contratos directos entre promotor y contratista o entre contratista principal y subcontratistas.
  1. ¿Quién debe ingresar el IVA?
    • En operaciones entre promotor y contratista, el IVA lo debe ingresar el promotor.
    • En operaciones entre un contratista principal y un subcontratista, el IVA lo debe ingresar el contratista principal.
  1. Documentación y facturación:
    • Las facturas emitidas por el contratista no deben incluir IVA. Se debe indicar que el sujeto pasivo del IVA es el destinatario de la operación o mencionar «inversión del sujeto pasivo».
    • El promotor, al recibir la factura, debe incluir en su declaración tanto el IVA devengado como el soportado de la operación.
  1. Casos especiales:
    • La inversión del sujeto pasivo no se aplica en contratos de autopromoción individual por particulares, ya que estos no actúan como empresarios o profesionales.
    • Los propietarios de suelo pueden considerarse empresarios o profesionales desde el momento en que asumen costos de urbanización con la intención de afectar el suelo a una actividad empresarial.
  1. Ejemplos de operaciones sujetas a inversión del sujeto pasivo:
    • Obras de urbanización que incluyan servicios de abastecimiento, evacuación de aguas, suministro eléctrico, etc.
    • Construcción o rehabilitación de edificaciones que puedan ser utilizadas de manera autónoma, como viviendas, locales comerciales o instalaciones industriales.

Debe tenerse en cuenta que el destinatario de la operación debe ser un empresario o profesional y que no afecta a los proveedores que no realicen en modo alguno ejecución de obra (proveedores que única y exclusivamente suministren materiales, alquileres, otros servicios, etc…), quedando por tanto la prestación de servicios como los Arquitectos excluidos de este supuesto, al igual que tampoco afecta a esta prestación de servicios la aplicación de los tipos reducidos de IVA debiendo facturarse a tipo general vigente actualmente del 21%.

Esperamos que esta información te haya sido de ayuda. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier consulta. Pide una Cita.