Boletin informativoGeneralMercantilSeguridad SocialVenta Online

Reapertura económica 04/05/2020

¿Qué actividades pueden realizar la reapertura?

Las que estaban suspendidas por el Estado de Alarma siempre y cuando la superficie del local no sea superior a 400 metros cuadrados, salvo los que se encuentren en un centro comercial y no tengan acceso independiente. 

La reapertura es voluntaria.

Condiciones generales reapertura
excepto restauración

Los clientes no pueden acceder sin cita previa. Sólo se puede atender a un cliente por trabajador que esté en activo, incluyendo al empresario. No se podrán habilitar zonas de espera. Un trabajador no puede atender a más de un cliente a la vez.

Se ha de garantizar la debida separación física entre clientes y entre el cliente y
el trabajador. Si ello no es posible, se deberá realizar mediante mostradores o
mamparas.

Se establece como horario de atención preferente a personas mayores de 65 años entre las 10.00 y las 12.00 horas y entre las 19.00 y las 20.00 horas.

Podrán establecer un sistema de recogida en el local de sus productos, previo encargo, garantizando que no se producen aglomeraciones.

Deberán realizar una limpieza y desinfección de las instalaciones, con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes (pomos, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros, cestas, grifos, etc.), al menos dos veces al día, siendo una de estas veces al finalizar la jornada.

Se utilizarán desinfectantes con actividad virucida. Tras cada limpieza los materiales utilizados se desecharán de forma segura y se procederá al lavado de manos. Se recomienda realizar una pausa en la apertura a medio día para realizar una de las limpiezas. 

En los casos de cambio de turno se realizará una limpieza en cada cambio, con especial atención a mostradores, mamparas, teclados, cajas registradoras, etc., prestando especial atención a los elementos utilizados por más de un trabajador. 

También se realizará la limpieza en las zonas privadas de los trabajadores (taquillas, vestuarios, etc.), cuando vaya a permanecer más de un trabajador atendiendo al público.

En caso de llevar uniforme, así como en caso de no llevarlo en cuanto a las prendas que se lleven en contacto con los clientes, se procederá al lavado y desinfección diaria, que deberá lavarse en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.

Se garantizará la ventilación adecuada de los locales comerciales.

No se utilizarán los aseos de los locales por parte de los clientes, salvo en casos estrictamente necesarios. En caso de utilizarlos, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puertas.

Todos los locales deberán disponer de papeleras, a ser posible con tapa y pedal, en las que depositar pañuelos y otro material desechable. Dichas papeleras deberán limpiarse al menos una vez al día.

No podrán reincorporarse los trabajadores que estén en aislamiento domiciliario, estén en cuarentena, o tengan algún síntoma derivados del COVID-19.

Si un trabajador empezara a tener síntomas de la enfermedad deberá abandonar de inmediato su puesto de trabajo hasta que sea evaluado por un profesional sanitario.

El titular del establecimiento deberá cumplir en todo caso con las obligaciones de prevención de riesgos laborales vigente, con especial atención a las medidas para prevenir el contagio. En este sentido, se asegurará de que todos los trabajadores cuenten con los equipos de protección necesarios adecuados al nivel de riesgo de la actividad, y que tengan siempre a su disposición soluciones hidroalcohólicas con actividad virucida, o cuando esto no sea posible, agua y jabón.

El uso de mascarillas será obligatorio cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad de aproximadamente 2 metros entre trabajadores o entre trabajadores y clientes. Todo el personal deberá estar informado sobre el correcto uso de los EPIs.

Estas distancias deberán mantenerse en vestuarios, taquillas y aseos de trabajadores, así como en las áreas de descanso, comedores, cocinas y cualquier otra zona de uso común.

El fichaje por huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema de control horario que garantice las medidas higiénicas adecuadas, o bien se deberá desinfectar el dispositivo antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida.

La disposición espacial de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y el resto de condiciones de trabajo se modificarán en la medida necesaria para garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal mínima de dos metros entre trabajadores, siendo esto responsabilidad del titular del establecimiento.

El tiempo de permanencia de los clientes en el establecimiento será el estrictamente necesario.

En los establecimientos en los que pueda darse servicio a más de un cliente al mismo tiempo deberá señalarse de forma clara la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre clientes, con marcas en el suelo, o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización.

Los establecimientos deberán poner a disposición de los clientes dispensadores de geles hidroalcohólicos con actividad virucida, en la entrada del local, y deberán estar siempre en disposición de uso.

Los establecimientos que cuenten con zonas de autoservicio, un trabajador deberá prestar el servicio, evitando la manipulación directa por parte de los clientes.

No se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba.

 

La distancia entre el personal de la empresa y el cliente durante todo el proceso de atención será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barreras. En caso contrario, de dos metros.

En el caso de actividades que no permitan el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal (como peluquerías, centros de estética o fisioterapia), se deberá utilizar el equipo de protección oportuno que asegure la protección tanto del trabajador como del cliente, debiendo asegurar una distancia mínima de dos metros entre clientes. 

En los establecimientos del sector textil, de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona al mismo tiempo, y después de cada uso se limpiarán y desinfectarán.

En caso de que el cliente no adquiera la prenda después de probársela, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes de ser utilizada por otros clientes.

Condiciones generales reapertura
restauración

Se podrán realizar mediante servicios de entrega a domicilio y mediante recogida de los productos en el propio establecimiento, quedando prohibido el consumo en el propio establecimiento.

 

En los servicios de entrega a domicilio podrá establecerse un sistema de reparto preferente para personas mayores de 65 años, dependientes y personas vulnerables.

En los servicios de recogida en el establecimiento los clientes deberán efectuar su pedido con antelación y el establecimiento fijará un horario de recogida evitando aglomeraciones en las inmediaciones del establecimiento.

El tiempo de permanencia del cliente en el establecimiento deberá ser el imprescindible para realizar la recogida del pedido.

Se deberá contar con un espacio habilitado y señalizado para la recogida de los pedidos donde se realizará el intercambio y pago. Deberá garantizarse la separación física de dos metros entre personal clientes, y si no fuera posible se deberá contar con mostradores o mamparas de separación.

En los establecimientos que cuenten con puntos de solicitud y recogida de pedidos para vehículos el cliente podrá realizar su pedido desde el vehículo en el propio establecimiento y proceder a su recogida.

Los establecimientos sólo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida de pedidos. El resto de tiempo de preparación de pedidos deberán permanecer cerrados al público.

No podrán reincorporarse los trabajadores que estén en aislamiento domiciliario, estén en cuarentena, o tengan algún síntoma derivados del COVID-19.

El titular del establecimiento deberá cumplir en todo caso con las obligaciones de prevención de riesgos laborales vigente, con especial atención a las medidas para prevenir el contagio. En este sentido, se asegurará de que todos los trabajadores cuenten con los equipos de protección necesarios adecuados al nivel de riesgo de la actividad, como mínimo mascarillas, y que tengan siempre a su disposición soluciones hidroalcohólicas con actividad virucida, o cuando esto
no sea posible, agua y jabón.

El titular del establecimiento deberá poner en todo caso a disposición de los clientes:

  • A la entrada, geles hidroalcohólicos virucidas, siempre en condiciones de uso.
  • A la salida, papeleras con tapa accionada a pedal, dotadas con bolsa de basura.

En los establecimientos en los que pueda darse servicio a más de un cliente al mismo tiempo deberá señalarse de forma clara la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre clientes, con marcas en el suelo, o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización. Un trabajador no podrá atender a más de un cliente a la vez.

En caso de no poder a más de un cliente a la vez, la entrada en el establecimiento se realizará de manera individual, no permitiéndose la permanencia de más de un cliente, salvo en casos que se trate de un adulto acompañado de una persona con discapacidad, una persona mayor o un menor.

El fichaje por huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema de control horario que garantice las medidas higiénicas adecuadas, o bien se deberá desinfectar el dispositivo antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida.

No se utilizarán los aseos de los locales por parte de los clientes, salvo en casos estrictamente necesarios. En caso de utilizarlos, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puertas.

Actividades que ya podían abrir

Las actividades cuya apertura ya estaba permitida podrán seguir haciéndolo en las mismas condiciones que tenían.

 

No podrán reincorporarse los trabajadores que estén en aislamiento domiciliario, estén en cuarentena, o tengan algún síntoma derivados del COVID-19.

El titular del establecimiento deberá cumplir en todo caso con las obligaciones de prevención de riesgos laborales vigente, con especial atención a las medidas para prevenir el contagio. En este sentido, se asegurará de que todos los trabajadores cuenten con los equipos de protección necesarios adecuados al nivel de riesgo de la actividad, como mínimo mascarillas, y que tengan siempre a su disposición soluciones hidroalcohólicas con actividad virucida, o cuando esto
no sea posible, agua y jabón.

El titular del establecimiento deberá poner en todo caso a disposición de los clientes:

  • A la entrada, geles hidroalcohólicos virucidas, siempre en condiciones de uso.
  • A la salida, papeleras con tapa accionada a pedal, dotadas con bolsa de basura.

La disposición espacial de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y el resto de condiciones de trabajo se modificarán en la medida necesaria para garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal mínima de dos metros entre trabajadores, siendo esto responsabilidad del titular del establecimiento.

Condiciones de desplazamiento

Se realizarán dentro del mismo municipio a excepción de que el producto o servicio no se encuentre en el mismo.

En vehículos de hasta 9 plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas por cada fila de asientos, siempre que utilicen mascarillas y respeten la distancia máxima posible entre los ocupantes.

En los vehículos que dispongan únicamente una fila de asientos (camiones, furgonetas, etc.) podrán viajar como máximo dos personas, siempre que utilicen mascarilla y guarden la máxima distancia posible. En caso contrario sólo podrá viajar el conductor.

 

Será obligatorio el uso de mascarilla

Condiciones de realización de obras

Se permite la realización de obras en locales, viviendas u otras zonas delimitadas del edificio que no estén habitadas en todos los casos, o a las que no tengan acceso los residentes mientras duren las obras, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Se limite la circulación de trabajadores y materiales por zonas comunes no sectorizadas y se adopten todas las medidas oportunas para evitar, durante el desarrollo de la jornada, el contacto con los vecinos del inmueble.
  • El acceso y salida de esos locales, viviendas o zonas se produzca únicamente al inicio y a la finalización de la jornada laboral.
  • Los trabajadores adopten las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias.

En todos los casos de obras permitidas se permite el acceso a zonas no sectorizadas del edificio para la realización de operaciones puntuales de conexión con las redes de servicios del edificio que sean necesarias para acometer las obras.

"Conjunto de medidas a seguir, en la FASE 0 de la desescalada para la reanudación económica
Francisco Javier Caballero
Consultor de empresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *